¡Todos podemos hacer algo para prevenir el cáncer!

Cada día es más común escuchar en platicas coloquiales, en los medios, en el trabajo, etc. Sobre alimentos, dietas, suplementos y un largo etc. que son - “Buenísimos contra el cáncer” –  Sin embargo la mayoría de estos remedios mágicos no pasan de ser mercadotecnia, buenos deseos, o placebos.

La buena noticia es que gracias a las miles de investigaciones científicas serias sabemos que hay 3 factores relacionados con alimentación y actividad física, que si ayudan a prevenir el cáncer y aún mejor, estos 3 factores dependen de nosotros. Sí, como dice el lema del Día Mundial contra el Cáncer, todos podemos hacer algo para prevenir el cáncer. 

1. Mantener un peso saludable. El primer paso es ir con un profesional de la salud para evaluar si estas en un rango adecuado o no, recuerda que el porcentaje de grasa y no solo el peso es un dato muy importante. Si no estas en rango siempre es buen momento para trabajar al respecto, sin duda vale la pena. Si ya tienes un peso saludable ¡felicidades! Sigue así. 

2. Alimentación saludable. Aquí empiezan las dudas sobre todo lo que hemos escuchado, sin embargo la ciencia es contundente; la Academia Americana de Nutrición, así como la Asociación Americana del Cáncer avalan los siguientes consejos para prevenir el cáncer: 

a. Comer muchas verduras y frutas, es muy importante la variedad, no hay alguna que para éste aspecto sea mejor, la realidad es que si queremos obtener todos los beneficios incluyamos muchas y diferentes. ¿Te ha pasado que siempre desayunas papaya, o comes la misma ensalada? Una buena guía es aprovechar la verdura y fruta de temporada.

b. Moderar tu consumo de carne roja y embutidos. Como bien dice el plato del Bien Comer de éste grupo debemos comer poco. Puedes intentar consumir carne roja solo 1 o 2 veces a la semana, incluir más pescado y usar más leguminosas como fríjoles, lentejas, habas, garbanzos, etc.

c. Consumir más cereales integrales, hoy tenemos la suerte que podemos encontrar pan, pastas, arroz, harinas, etc. integrales, así que lo único que te recomendamos es ser más consciente al hacer tus compras y leer las etiquetas.

d. Ojo con las bebidas alcohólicas! ¿Sabías que uno de los factores de riesgo más importantes hablando de cáncer es el alcohol? Es importante mencionar que aquí no hay discriminación, cualquier tipo de alcohol que no se tome en moderación aumenta el riesgo de cáncer de boca, laringe, esófago, hígado, mama, colón y recto. En éste tema moderación significa 1 bebida alcohólica para las mujeres y 2 bebidas para los hombres.

e. Limitar el consumo de alimentos con alta densidad calórica, como los ricos en grasas y azúcares, cabe mencionar que las grasas o los azúcares por si solos no aumentan el riesgo de padecer cáncer, sin embargo si se consumen en exceso por un lado provocan sobrepeso u obesidad que si se ha relacionado como un factor de riesgo y por otro lado al consumir más de estos alimentos aumenta la posibilidad de estar comiendo menos verduras y frutas. Así que cuando los comas recuerda que la cantidad es muy importante y no dejes de lado las verduras y frutas. 

3. Realizar actividad física, si bien desde caminar un poco más todos los días o subir 1 vez más al día las escaleras ayuda la Asociación americana del Cáncer recomiendo por lo menos 150 minutos de actividad moderada a la semana o 75 minutos de actividad intensa. Si se puede hacer una mezcla entre actividad moderada e intensa es lo más recomendable.

Como puedes ver, tener estos 3 hábitos saludables es mucho más fácil de lo que parece pero además puede ser delicioso y con el ejercicio que más te guste muy divertido. Todos unidos para ayudar a prevenir el cáncer.