¡Un Día del Niño Inolvidable!

niños en agua.JPG

Se acerca el Día del Niño y seguramente tienes dos pendientes al respecto; que regalarle a tu pequeño y la preocupación de que al ser un día con fiestas, regalos, etc. se excedan y no tenga una alimentación saludable.

Por eso te tenemos varias ideas que te ayudarán a tener un Día del Niño divertido, saludable y sobretodo inolvidable.

El mejor regalo para cualquier niño es pasar tiempo divertido y de calidad con sus papás. Organiza una tarde juntos en la cocina preparando su platillo favorito. Empieza desde sentarte con ellos planear que van a cocinar y que necesitan comprar. Es un excelente momento para explicarle que si se puede comer de todo siempre que no sea en exceso esto le ayudará a tener una relación positiva con la comida. Si por ejemplo escoge un pastel y quieres que sea un poco menos calórico puedes optar por cocinarlo con leche descremada y sustitutos de azúcar bajos en calorías. También puedes optar por alguna receta que incorpore fruta fresca.

Vayan a su restaurante favorito, y permite que escoja lo que quiera, platica sobre la importancia de las porciones y de la combinación, por ejemplo si quiere una hamburguesa dile que en la noche puede escoger su verdura y/o fruta favorita y así en el día comerá alimentos de todos los grupos. Si la porción es muy grande, es buen momento para recalcar sobre los beneficios de comer según las señales de hambre y saciedad y que si ya no tiene hambre se lo pueden llevar a la casa y acabárselo más tarde. 

Organizar un día en el parque con juegos a los que tu jugabas cuando eras pequeña como “resorte”, “escondidillas”, “carreras de costales”, etc. Será un día increíble lleno de actividad física. Son días calurosos así que no olvides llevar un pequeño refrigerio como palomitas, alguna fruta, etc. y así, si comió dulces en la escuela no caerá en excesos.

Por último puedes sorprenderlo con un picnic. El menú puede ser algo fácil de preparar como una pasta fría con piña, usa yogurt “Light” en vez de crema o mayonesa y llévalo bien frío para evitar que se eche a perder. Bastones de verduras como jícamas, zanahorias, pepino, etc. y unas galletas integrales. Después de comer realicen actividades al aire libre. Recuerda que parte de los hábitos saludables es movernos más.

Como regalo adicional hazle un pequeña cartita, dibujo o detallito donde le recuerdes cuanto lo quieres, lo que te gusta compartir tiempo y actividades divertidas con él, así como lo importante que es su salud para ti. Abrázalo muy fuerte y disfruten el día al máximo.