Tengo una enfermedad crónica, ¿Qué hago?

Cuando nos diagnostican una enfermedad crónica autoinmune, una de las cosas más difíciles es darte cuenta que ésta te va a acompañar el resto de tu vida.

Después del diagnóstico se pasa por un periodo de duelo y emociones muy fuertes como el miedo y la depresión, estas nos invaden la mente impidiéndonos seguir con la vida cotidiana y por ende con nuestra recuperación.

Al enfrentarnos por primera vez a este padecimiento debemos de cambiar, en lo sucesivo, hábitos tanto laborales como sociales, rutinas diarias y alimentos en nuestro día a día. De este cambio consciente dependerá, en gran medida, el lograr aprender a vivir con esta enfermedad y la oportunidad de una buena calidad de vida.

En el pasado foro de oportunidades del IMSS la Dra. Gerry Eijkemans (OMS) hizo hincapié en su platica con un solo tema: “La sanación, no esta en los hospitales”; el trabajo del médico es diagnosticar y dar el tratamiento correcto, pero es trabajo del paciente el hacer cambios en su vida para lograr la remisión.

Como parte del trabajo personal, que nos permitirá tener una vida plena, existen a la mano herramientas como los grupos de apoyo que son imprescindibles para lograr de manera holística, completa e integral la recuperación y el control de la enfermedad. Nuestra vida cambia, y no siempre es fácil asumirlo, ya que éste implica no solo modificar nuestro estilo de vida sino, y sobre todo, admitir la enfermedad. En los grupos de apoyo, para estas enfermedades, se hace más fácil el camino de la mejoría.

Nos es difícil hablar del padecimiento con familiares y gente cercana, sufrimos síntomas nada agradables de escuchar y difíciles de explicar. Al entrar a un grupo de apoyo donde hay personas padeciendo síntomas muy similares, encontramos el alivio al no estar solos y poder compartir de manera abierta las emociones y limitantes que la enfermedad nos genera. Los beneficios de compartir y ayudar a otros en una situación similar a la nuestra pueden ser igual de benéficos que la medicina.

Es así que la Fundación Vivir con Crohn y CUCI toma esta necesidad para ofrecer grupos de apoyo para el paciente y sus familiares en los cuales por medio de platicas y talleres, impartidos por diferentes profesionales, se tocan temas médicos, de nutrición, físicos y emocionales para el mejor conocimiento de si mismo y de tu enfermedad.

¡Acércate a nosotros!

www.crohncuci.org.mx